Esta web utiliza cookies para uso exclusivamente interno de la web, si las inhabilitas perderás algunas funcionalidades, pero nada del otro mundo. Si continuas navegando estás aceptándolas.
Política de cookies KMHG
pixel
pixel
Portada Frikadas Ver comentarios. Leída 8 veces.
A tiros por el espacio-tiempo.
Bioshock Infinite.
Escrito por Reboot el 12.07.2017.
Aún estoy temblando como un flan tras acabarme este juego que hace honor a sus dos precuelas.

A esta saga de Bioshock, empecé jugando con la segunda entrega y flipé en colorines: Terrorífica, claustrofóbica, unos mapas enormes... Una distopia tremenda en una especie de pseudo-sandbox en la que encarnabas a un tipo malote metido en una escafandra de buzo que repartía remaches en la frente a diestro y siniestro mientras echaba una mano (ya fuera al cuello o las braguitas mientras las alzabas a los conductos de ventilación) a unas lolis muy monas, pero con bastante mala leche. Para colmo la historia que se iba desvelando poco a poco era cojonuda.

Con la erección aún presente, decidí jugar al juego antecesor, la primera parte, en la que se me desvelaron muchas dudas que me surgieron jugando a la segunda parte. Igualmente terrorífico y claustrofóbico, ibas descubriendo la ciudad de Rapture y sus entresijos al ritmo que te imponía una voz que amablemente te pedía hacer tal o cual cosa. (Would you kindly...?)

Han pasado los años y ahora tenemos la tan esperada tercera parte del juego, Infinite, que nos sitúa, no ya debajo del agua, sino por encima de las nubes. Y en este caso ya no serán lolis, sino una morenaza hecha y derecha de ojos azules la que nos terminará acompañando. Una chica a la que deberemos rescatar y en última instancia, entregarla a unos tíos que te han contratado para llevársela a cambio de todas tus deudas.

Así que te plantas en un faro al que te llevan dos tíos muy raros, entras y resulta que entras dentro de una especie de cohete que te manda a Columbia City, una ciudad flotante, comandada por un tal Comstock que dice ser un profeta y que mantiene bajo llave a una chica que debemos sacar de allí.

Pero la cosa no será tan fácil como parecía en un principio: Tendremos a toda una ciudad en nuestra contra. Para colmo de males la niña bonita resulta que hace albricias malabares con el espacio-tiempo y es capaz de hacernos mover entre distintas realidades, lo que nos hace encontrarnos con numerosos "plot-twists" a medida que avanzamos por el juego.

Tendremos que ir pegando tiros a todo cristo que se nos aparezca, mientras nuestra niña de ojos azules nos va echando una mano en forma de monedas que encuentra, munición, sales (el equivalente a los plásmidos de los otros Bioshocks), etc.

El juego está de puta madre, hablando mal y pronto. La historia es digna de los otros Bioshocks, con mindfuck y distopia apocalíptica incluidas.

El control del juego es el típico de los Bioshocks, con la gracia añadida de los aerocarriles.

El grafismo es espectacular, pese a que en un principio la chica me recordaba a Alicia del Alice 2, de hecho me pareció que la voz que la dobla en español es la misma o muy parecida.

Y hablando de la chica, Elisabeth, ésta tiene que comentarse aparte. Dejando a un lado que está gráficamente muy cuidada, resulta que tiene IA propia. A lo largo del juego te irá echando una mano en ciertos momentos. Pero a la mínima que te descuidas y echas la vista atrás, la verás haciendo todo tipo de cosas: Apoyada contra la pared, sentada en un asiento de la calle, mirando debajo de una mesa, leyendo un panfleto en el suelo, comentando alguna jugada, poniendo pose mientras apoya un pie en la acera... Para más INRI su vestido se va deteriorando a medida que avanza el juego (de hecho se lo cambia a mitad) y su cara varía en expresión según la situación: Feliciana, acojonada, pensativa, frustrada, cabreada...

En definitiva, el juego es la polla con cebolla.

Sólo tiene un PERO: Son unas 22 horas de juego. Ni más, ni menos. Al menos es casi el doble que el insulso nuevo Tomb Raider, pero se me sigue antojando escaso ese tiempo de juego.

Afortunadamente han prometido DLCs que harán las delicias de todos los Elisabethadictos.



Fap, fap, fap, fap...

PD: No, ninguna captura es mía, porque cuando juego estoy tan metido en él que se me olvida.

PD2: Después de hacer una especie de speed run "completacionista" (es decir, ya sabiendo qué hacer y yendo a todo carajo tratando a la vez que busco todo lo buscable) puedo fijar el tiempo de juego en exactamente 9 horas y 40 minutos. Es más, en esta segunda partida he descubierto que puedo tocar la guitarra y Elisabeth se me pone a cantar el "Will The Circle Be Unbroken". IMPAGABLE.


Palabras clave. Bioshock (1)
COMENTARIOS
AÑADIR UN COMENTARIO
Nombre:
Se permite el uso de ciertos BBcodes:
[b], [i], [u], [s], [br], [url], [img],
[spoiler], [irony]

Emoticonos disponibles:
    :hola: >_< :silbar: x3 :latigo: :3 : palito: :arbusto:
E-mail: (*)
URL:
Recuerda mis datos para la próxima vez:
Comentario:
ENVIAR   BORRAR    TRADUCSION
(*)Nota: La dirección de e-mail permanecerá oculta y sólo se usará para conseguir (si tienes disponible) tu gravatar.
pixel